Abogados de oficio

Los abogados de oficio son aquellos profesionales que son designados por el Colegio de Abogados con el objetivo de la defensa de las personas imputadas en caso de que las mismas no cuenten con recursos económicos suficientes para pagar un abogado que cobre honorarios. Incluso, si el imputado no quiere elegir uno por su cuenta a pesar de tener una buena situación financiera y es obligatorio que cuente con un abogado para su defensa, el Estado está en la obligación de brindarle la posibilidad de contar con un abogado que es asignado a través del Colegio de Abogados.

Es entonces cuando se destaca el hecho de que cuando una persona imputada requiera de ser asistido por un abogado, puede contar con la defensa de un abogado de oficio sin ningún tipo de costo, esto se le atribuye a la denominada asistencia jurídica gratuita. Los abogados dedicados a esto también son profesionales preparados, con una buena fuente de conocimientos y que en teoría, deben tener la habilidad de mediar a tal punto que puedan preparar una defensa adecuada para su representado. Es importante tener presente que el imputado no puede por ningún motivo escoger a su abogado de oficio, pues este es asignado única y exclusivamente por el Colegio de Abogados.

Requisitos para acudir a un abogado de oficio

Para hacer la solicitud de un abogado de oficio es necesario que el imputado cumpla con una serie de requisitos, mismos que van más allá del hecho de no contar con los recursos económicos necesarios para hacer el pago de los honorarios a algún abogado en particular. A continuación se presenta un resumen de los requisitos básicos que se deben tener presentes a la hora de solicitar la defensa de un abogado de oficio:

Nacionalidad

La mayoría de los países tienen establecidos en sus leyes la obligatoriedad de la nacionalidad del país en el cual se encuentra el imputado, para poder tener acceso a la solicitud de un abogado de oficio. Sin embargo, existen países con convenios que les brindan apoyo legal a sus ciudadanos en caso de encontrarse en alguno de esos países.

Insuficiencia de recursos

Si bien un imputado puede solicitar la defensa de un abogado de oficio aun teniendo los recursos económicos para costearlo, en caso de ser extranjero, es obligatorio que no tenga la capacidad de cubrir los gastos del litigio. Solo así el estado le proporcionara un abogado de oficio para su defensa.

Casos especiales

El Estado está en todo su derecho de corroborar según los ingresos y las pruebas económicas, la posibilidad del imputado de pagar o no un abogado. Sin embargo, casos como el de las víctimas de actos terroristas, víctimas de violencia doméstica o de género, imputados menores de edad, discapacitados, entre otros. Son casos especiales que son apoyados por el Colegio de Abogados, quienes les asignan la defensa de un abogado de oficio.

Negación de la parte interesada

Cuando la parte del proceso legal se niega a designar a un abogado, es obligatorio que el Colegio de Abogados intervenga y le asigne un abogado de turno de oficio, todo esto se encuentra bajo el amparo del marco legal.

¿Cuáles son las funciones del abogado de oficio?

Entre sus funciones se encuentra la asesoría jurídica y la orientación de la parte defendida a fin de prever las circunstancias a las cuales se va a enfrentar durante el proceso. Los abogados de oficio son profesionales capaces y deben ser empáticos, escuchar la versión de la parte beneficiada y asesorarle en su defensa a fin de evitar llegar a las consecuencias más drásticas. Es importante destacar que la rotación de los abogados de oficio es constante y se regula mediante los turnos, a fin de asegurar que exista una rotación equitativa entre todos los abogados del Colegio de Abogados que soliciten pertenecer a este grupo de asesores jurídicos.

Además, este profesional del derecho tiene como objetivo velar por los intereses jurídicos del imputado y brindarle asesoría en lo conveniente a los derechos de los cuales goza, según lo establecido ante la ley. Si bien los abogados de oficio no cobran honorarios, tienen un sueldo que es cubierto por el Estado y que sale de una parte del presupuesto público.

¿Por qué los abogados de oficio son gratis?

Se trata de un derecho constitucional, por ello los abogados de oficio prestan servicio de forma gratuita a fin de poder brindarles a las personas este derecho fundamental de tener accesibilidad a la justicia y por supuesto, a defenderse y que su versión sea escuchada. Por medio de estos abogados el Estado puede brindar la garantía del cumplimento de este derecho, sobre todo para aquellos que no cuentan con los recursos económicos necesarios para el pago de honorarios de un abogado común.

Muchos abogados utilizan este turno como una forma de ganar experiencia, de darse a conocer entre las elites legales y como un mecanismo para poner en práctica los conocimientos que adquirieron durante su profesionalización.

Confiabilidad de los abogados de oficio

Por lo general los abogados defensores que se dedican a este oficio, cumplen con los mismos requisitos que cualquier otro profesional en el área de derecho especializado en cualquier otra rama. Por ello, no es conveniente poner en duda las capacidades de los abogados de oficio aunque sean gratos. La rectitud y confiabilidad de los mismos es suele ser tan alta como la de cualquier otro profesional en materia de derecho, se debe tener siempre presente que al final del momento lo realmente importante es contar con el apoyo de un abogado que pueda cumplir con una función orientadora en materia legal.

Dicho esto, queda claro que los abogados de oficio son abogados defensores que se encuentran a la disposición de aquellos imputados que no cuenten con los recursos económicos o simplemente no quieran hacer la selección de un abogado en específico. El fin único es ayudar y orientar a quienes se encuentren a punto de enfrentarse a un juicio y deban preparar su defensa.